¿Cual podría ser el mejor suelo para tu cocina?

 

Si quieres cambiar el suelo de tu cocina, te damos varias opciones para poderte decantar si quisieras hacer reforma en ella.

Si tienes un diseño claro de los muebles de tu futura cocina, también es aconsejable que estéticamente vaya acorde con el suelo, aunque no te preocupes, si ya tienes tu suelo puesto, nosotros desde Nectali podemos ayudarte a elegir la mejor de las opciones para crear un ambiente elegante en tu cocina.

Antes de escoger el tipo de suelo debemos pensar en que es lo que buscamos: que sea antideslizante, resistible a líquidos corrosivos y a los golpes, si claro u oscuros, dependiendo de la luminosidad que tengamos en la estancia.

Tipos de suelos:

 

Madera: este es un material que no pasará de moda nunca, cada vez más se está instalando en  los hogares y sobre todo en las cocinas y los baños, aunque no es el más apropiado para las zonas húmedas…siempre podrás darle un lijado y un barnizado de vez en cuando para mantenerlo en condiciones.

 

 

 

 

 

Laminados: Este material consiste en una serie de láminas prensadas. Es de muy fácil montaje y bastante económico. Los hay con una estética de madera o de azulejos, y es muy resistente con el paso del tiempo.

 

 

 

 

 

Cemento: Si quieres un aspecto más industrial, esta es la mejor opción para tu cocina. Es super resistente a la humedad, son muy resistentes y no tendrás que preocuparte de su mantenimiento. Su instalación requiere de un profesional.

 

 

 

 

 

Linóleo: Es un material ecológico y favorece el medio ambiente. Es un producto totalmente biodegradable. Es de fácil mantenimiento y limpieza. Es una opción super acertada para una cocina. Si amas la naturaleza, este es tu suelo.

 

 

 

 

Vinilo: en cuanto a estética e instalación es muy parecida al Linóleo, aunque los materiales no son naturales en este caso son sintéticos, parecidos al plástico. Este material es muy fácil de mantener en cuanto a su limpieza y su precio es mucho más económico. Uno de sus problema es que con el tiempo se puede llegar a levantar.

 

 

 

 

 

 

Piedra: Es un material elegante y muy muy atractivo. Viste muchísimo en una cocina. Los elementos comunes son la caliza, el mármol, granito o pizarra. Es un material muy resistente con el paso del tiempo y muy buen conductor de calor.

 

 

 

 

 

 

 

 

Caucho: Este material es una buena opción. Es un material suave y su calidez y durabilidad, lo hacen un material muy usado. El único problema de este material es que si le da demasiado directa la luz del sol, en algunos casos puede decolorarse.

 

 

 

 

 

 

 

Gres porcelánico: fue uno de los materiales más utilizados, ya que tiene una gran resistencia ante la humedad y el vapor, muy parecido a la cerámica, su acabado es diferente y su precio suele ser más elevado. Es muy versátil en cuanto al diseño pero su gran desventaja es que es muy delicado frente a los golpes.

 

 

 

 

Estos son solo algunos de los materiales que se suelen usar en las cocinas, aunque también se pueden mezclar los distintos materiales en un mismo ambiente. Lo importante es aprovechar el máximo la usabilidad en tu cocina y que crees un ambiente agradable para que tú te diviertas cocinando y los invitados no se quieran ir.

Si tiene cualquier duda o consulta, no dude en ponerse en contacto con nosotros, le asesoramos sin compromiso.