Almacenamiento en cocinas pequeñas

Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos cuando tenemos una cocina pequeña es la optimización de espacio, casi siempre nos preguntamos qué hacer para tener todo aquello que necesitamos (que no es poco) de una manera organizada y sin volvernos locos buscando, pues bien, lo ideal es hacer muebles a medida para asegurarnos de aprovechar bien el espacio y crear una estancia confortable y a gusto de cada uno, pero si no es posible vamos a dar algunos trucos súper prácticos que seguro os van a venir muy bien.

 

Organizar en cajas

El almacenaje es un quebradero de cabeza, por ello es muy importante separar de manera organizada todos los objetos que tengamos en la cocina y una forma sencilla y práctica es utilizar cajas para ahorrar espacio y al mismo tiempo para decorar esos pequeños espacios disponibles.

Aprovechar las paredes y puertas

Ahorra espacio y decora colocando estanterías o baldas en las paredes disponibles o laterales de los cajones, es una forma sencilla de organizar y así dejar libre la encimera para dar sensación de espacio y orden. Las puertas de los cajones vienen bien para instalar ganchos y colgar objetos.

Otra opción es instalar soportes magnéticos en algunos armarios para liberar espacio en los cajones o utilizar el extractor o el frigorífico para organizar especias o botes pequeños con tapa magnética.

Los soportes magnéticos para cuchillos en la pared es una buena opción.

 

Dar mejor uso a los armarios

Los armarios tienen mil usos, depende de las necesidades y el espacio de cada uno, los usamos tanto para almacenar alimentos como para organizar nuestro menaje, pues bien, instalar estantes dentro del armario nos ayuda a separarlo todo para hacer más fácil de encontrar lo que necesitamos.

Si se hacen a medida y necesitamos más espacio, podemos optar por hacerlos hasta el techo, así no desperdiciamos huecos.

 

Huecos sin aprovechar

Para aquellos huecos que tenemos sin ningún uso entre los armarios y no sabemos qué hacer, podemos meter un carrito de cocina o estantería con ruedas estrecho y usarlo para organizar cosas pequeñas.

Colores y acabados

Todos sabemos que los colores claros ayudan a dar más luminosidad y da la sensación de más espacio, pues bien, el color blanco es el rey para espacios pequeños sobre todo si es el mismo color en las paredes y en los muebles, de esta manera parecerá aún más grande.

También los acabados lisos y brillantes en los muebles y que las puertas de los armarios sean transparentes o de cristal nos van a ayudar a conseguir el efecto de más espacio deseado.